News

Check out market updates

VITAMINA D Y COVID19

La vitamina D es necesaria para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario

Mantener unos niveles adecuados de vitamina D es imprescindible para la salud. Para conseguirlos de manera natural, la fuente principal es la exposición controlada al sol, que ayuda a nuestro cuerpo a sintetizarla (aunque también podemos lograrlo a través de la dieta). Como explica a Maldita Ciencia Nathalie Beaucourt, biotecnóloga ambiental experta en producción de vitamina D2, existen dos tipos de vitamina D: la D3, presente en los tejidos animales (huevos, salmón, atún…) y que se activa con la luz solar; y la D2, presente en tejidos vegetales (champiñones, setas shiitake…). “Ambas dan lugar a la 25-hidroxivitamina D que es la que se suele medir en el torrente sanguíneo y, tanto el defecto como el exceso, pueden tener efectos en la salud“, indica la experta.

La vitamina D es la encargada de fijar el calcio al hueso y evitar posibles enfermedades como la osteoporosis, el raquitismo o la osteomalacia (reblandecimiento de los huesos). Las investigaciones han asociado su déficit con el riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer y complicaciones cardiovasculares. También con problemas del sistema inmunitario.

De hecho, algunos meta-análisis (de los que os hablamos más abajo) muestran que el déficit de vitamina D se asocia a un mayor número de infecciones porque tiene un papel en la activación del sistema inmune, aunque todavía hace falta más estudio al respecto.

“La vitamina D se necesita para que la respuesta de nuestro sistema inmunitario sea adecuada. Sobre todo se ha intentado relacionar con las infecciones agudas de vías respiratorias”, explica a Maldita Ciencia Carlos Ortega Millán, médico de familia del Área Sanitaria Norte de Córdoba. “A pesar de ello, todavía no existe un soporte científico que pueda dar veracidad a que los suplementos de vitamina D nos sirvan para prevenir o tratar infecciones y, de hecho, no existe autorización sanitaria en este sentido“, añade.

La relación entre la vitamina D y la COVID-19

En relación a los estudios que sugieren que existe un incremento en el número de infecciones respiratorias (en general) en pacientes con déficit de vitamina D, Alcamí opina que “en ocasiones es difícil saber si los bajos niveles de vitamina D son causa o consecuencia de la infección“.

“Con respecto a la COVID-19, la epidemia llegó en invierno, cuando los niveles de vitamina D son más bajos; pero en verano no ha disminuido la tasa de infectividad del virus”, recuerda el virólogo. “Puede parecer paradójico que en países nórdicos como Noruega la incidencia de infección haya sido menor que en España o Italia; pero, en realidad, en esos países los suplementos de vitamina D son más sistemáticos, y no es así en España, donde tenemos un déficit general en los niveles de vitamina D“.

“Tras el confinamiento, algunas autoridades sanitarias han recomendado tomar suplementos de esta vitamina, pero no con el objetivo de frenar la infección por SARS-CoV-2, sino para compensar el déficit nutricional agravado por la escasa exposición al sol“, señala.

La recomendación, por lo tanto, si tenemos déficit de esta vitamina es recurrir a un profesional médico que, en función de nuestras circunstancias, valore qué suplemento sería el ideal. Además, si estamos dentro del rango requerido de vitaminas, tomar más no hará que nuestro organismo funcione mejor. De hecho, el exceso de vitamina D (toxicidad por vitamina D) puede ser perjudicial (náuseas, vómitos, falta de apetito, estreñimiento, debilidad, pérdida de peso, daño en los riñones…).

 

FUENTE: https://maldita.es/malditaciencia/2020/10/16/relacion-vitamina-d-sistema-inmune-infeccion-covid19/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jeśli chcesz być na bieżąco, zostaw nam swój mail.

Będziemy Cię informować TYLKO o najlepszych ofertach.

Call Now Button